Tsuji-Ura, El Juego De La Fortuna

El Juego de la Fortuna es un ritual japonés muy antiguo de adivinación. Se le recomendó a los jóvenes de ese país no jugarlo, debido a que se ha registrado muchos suicidios de adolescentes que no les agrado la predicción que recibierón.Ademas hay muchas probabilidades paranormales, puede ser peligroso, ya que te podrías exponer a ser: secuestrado, violado, víctima de robo o asesinato, etc.Tiene que ser de noche, en un lugar muy poco transitado. Debes encontrar una entrada al callejón o una esquina paralela al camino principal y quedarse de pie ahí.

A continuación saca el peine, con el cual tiene que ser tuyo. Pasa las manos por los dientes del mismo, y repite lo siguiente tres veces:

“Tsuji-ura, tsuji-ura, concede una respuesta verdadera”.

A continuación espere en silencio hasta que pase un extraño, no puede ser alguien que conozcas. Y cuando el extraño se aproxime, cúbrete la cara con un libro o revista. Si estas con amigos, ellos deben cubrirse también.
La persona que desea saber su suerte debe pedir al extraño, sin dejarse ver la cara, que le de su fortuna. Si esta persona se niega, da una respuesta negativa y se va puedes intentarlo nuevamente con la próxima persona.

El origen de este juego se basa en que varias culturas se dice que el diablo camina a través de los cruces de camino por la noche disfrazado de forma humana.

Por lo tanto la persona que te de tu fortuna podría ser un espíritu o nada menos que lucifer.

Dato curioso: Este juego es popular en Japón

¿Que dicen chiquillos, se animan a jugarlo?… Recuerden dejarme sus recomendaciones :3
 

25 thoughts on “Tsuji-Ura, El Juego De La Fortuna”

  1. lo haría si no existieran malas personas, capaz y en la noche pasa un asaltante por pura coincidencia y me tapo la cara y me roba o me mata y no vi ni por donde jajaja solo me atrevería con amigos y armados por si las moscas

  2. Ya había leído este ritual y NO recomiendo hacerlo, ya que una vez ejecutado las personas te tacharan de loco ._. (Experiencia personal)

Deja un comentario