La Escalofriante Carta de Albert Fish

ADVERTENCIA: La historia que se narra a continuación está basada en hechos verídicos, el contenido de este artículo puede herir susceptibilidades. Se agradece la discreción del lector.

El 25 de mayo de 1928, el joven Edward Budd colocó un anuncio clasificado en la edición dominical del diario New York World que decía: “Hombre joven, 18 años, desea posicionarse en el país. Edward Budd, 406 West 15th Street”.
 
El 28 de mayo de 1928 un hombre mayor y bien vestido que se presentó a sí mismo como Frank Howard, visitó a la familia Budd en Manhattan bajo pretexto de contratar a Edward. El hombre le ofreció al joven Budd 15 $ semanales a cambio de ayudarlo en su granja en Farmingdale.
 
Esta oferta fue aceptada con jubilo por toda la familia Budd que pasaba un momento económico difícil, el señor Howard quedó en recoger a Edward el sábado 2 de junio. Llegado este día la familia Budd recibió un telegrama de parte del Sr. Howard en el cual se disculpaba por no poder recoger a Edward ese día.

En cambio el Lunes 4 de Junio Frank Howard apareció en la puerta de la familia Budd, encantados de verlo lo invitaron a almorzar, durante el almuerzo Howard se comportó de manera encantadora, en especial con la hermana de Edward, Grace de 10 años de edad, antes de terminar la velada, el Sr. Howard invitó a Grace a una fiesta de cumpleaños en casa de su hermana casada, la madre de Grace, Delia, maravillada con el carácter bonachón del Sr. Howard, le dio permiso a su hija de acompañarlo a la fiesta. No volvieron a verla nunca más.
 
La búsqueda de Grace duró 6 años, en los cuales se realizaron varios arrestos, aunque ninguno resultó ser el verdadero culpable, entonce el 11 de noviembre de 1934 la Sra. Budd recibió una carta anónima que decía lo siguiente:
 
“Estimada Señora Budd. En 1894 un amigo mío fue enviado como asistente de plataforma en el barco de vapor Tacoma, el Capitán John Davis. Viajaron de San Francisco a Hong Kong China. Al llegar ahí el y otros dos fueron a tierra y se embriagaron. Cuando regresaron el barco se había marchado. En aquel tiempo había hambruna en China. La carne de cualquier tipo costaba de 1-3 dólares por libra. Así tan grande era el sufrimiento entre lo más pobres que todos los niños menores de 12 años eran vendidos como alimentos en orden de mantener a los demás libres de morir de hambre. Un chico o chica menores de catorce años no estaban seguros en las calles. Usted podía entrar a cualquier tienda y pedir corte en filete o carne de estofado. La parte del cuerpo desnudo de un chico o chica sería sacada y lo que usted quisiera sería cortado de él. El trasero de un chico o chica la cual es la parte mas dulce del cuerpo era vendida como chuleta de ternera a un precio muy alto. John permaneció ahí durante mucho tiempo adquiriendo gusto por la carne humana. A su regreso a N.Y. robó a dos chicos uno de 7 y uno de 11 años de edad. Los llevó a su casa los despojó y desnudó y los ató a un armario. Entonces quemó todo lo que ellos portaban. Varias veces cada día y cada noche los azotó -los torturó – para hacer su carne buena y tierna. Primero mató al chico de 11 años de edad porque tenía el trasero más gordo y por supuesto una mayor cantidad de carne en él. Cada parte de su cuerpo fue cocinado y comido excepto la cabeza, huesos e intestinos. Fue asado en el horno (todo su trasero), hervido, asado, frito y estofado. El chico pequeño fue el siguiente, fue de la misma manera. En aquel tiempo, yo vivía en la calle 409 E 100 cercana a la derecha. El me decía frecuentemente cuan buena era la carne humana, que decidí probarla.
El domingo 3 de junio de 1928, yo le visité en el 406 W calle 15. Le llevé un pote de queso y fresas. Almorzamos, Grace se sentó en mi regazo y me besó. Decidí comerla. Con el pretexto de llevarla a una fiesta. Usted dijo que sí, que ella podría ir. La llevé a una casa vacía en Westchester que yo ya había escogido. Cuando llegamos, le dije que se quedara afuera. Ella recogió flores, subí y me quite mis ropas. Yo sabía que si no lo hacía las habría de manchar con su sangre. Cuando todo estuvo listo, me asomé a la ventana y la llamé. Entonces me oculté en un armario hasta que ella estuvo en la habitación. Cuando ella me vio completamente desnudo comenzó a llorar y a tratar de correr escaleras abajo. La atrapé y me dijo que se lo diría a su mamá. La desnudé. Pateó y me rasguñó. La estrangulé y entonces la corté en pequeños pedazos para poder llevarme la carne a mis habitaciones. La cociné y comí. Cuan dulce y tierno fue su trasero asado en el horno. Me llevó nueve días comer su cuerpo entero. No la violé aunque podría haberlo hecho si lo hubiera deseado. Murió virgen.”
 
Investigaciones posteriores dieron con el paradero del autor de la carta el Sr. Albert Hamilton Fish, alias “Frank Howard”.
mue3

61 thoughts on “La Escalofriante Carta de Albert Fish”

  1. Una gran historia mi querida Star, y pensar que en esos tiempos era tan facil hacer lo que fuese sin preocuparte de las consecuencias, aunque no estoy tan seguro que nuestra carne sepa tan bien jajaj

  2. Todo bien, excepto que, ¿Por qué las fechas no coinciden, si fue por la niña el 4 de Junio, por que abajo dice que el 3 de Junio ya la estaba matando? .___.

    1. Lee atentamente… Le dice que el domingo 3 de junio… Le llevo un pote de queso.. Ahí niña se sentó en su regazo y fue cuando decidió comersela…
      Así que el 4 uso de excusa una fiesta para secuestrarla y llevar acabo lo que quería… Comersela!!!

      Buen día.

  3. Por lo q tengo entendido la carne humana es parecida a la del cerdo.. sin embango me parece una aberracion q se cometio contra esa pobre niña.

  4. yo de la señora hubiera secuestrado al tipo, lo hubiera atado, desnudado y le hubiera cortado el trasero y aun vivo lo hubiera cocinado frente a el y me lo hubiera comido acto seguido le hubiera cortado el pito, lo hubiera cocinado y se lo hubiera obligado a tragarselo….

  5. enserio esto si que es traumante se imaginan la cara de la madre al terminar de leer la carta lo minimo es que haya hido a un internado o maniconio por que si yo hubiese sido la mama me hubiese vuelto loco

  6. Yo ya lo habia visto y segun lei ese hombre era un mentiroso compulsivo y cuando lo atraparon dijo que la carta no era verdad y que solo la habia violado. Jamas se supo la verdad.

    1. Uff tienes link? Terrible que en la época de la gran depresión mundial haya la posibilidad de que realmente se cometieran esos bsrbarismos y una familia con varias bocas que alimentar no sé la piensa mucho antes de aceptar cualquier oferta.

  7. Star es una exelente historia me recordo a ese post que lei de un chef que busco recrear el sabor de la carne humana en hamburguesas, pero mi pregunta es ¿como carajos sabia el sobre ese sabor? cierto para recrearlo tuvo que probarlo pues dicen que la carne de humano es la mas deliciosa que puede existir :3

  8. Me dan tanta gracia…niñitos góticos pretendiendo ser psicópatas amantes de la sangre y la muerte. Cuando no han matado ni una mísera mosca en sus vidas…pretendiendo ser caníbales o tener el ansia por la carne humana cuando no pueden ni comerse las uñas. Niños dejense de joder y disfruten un relato escalofriante cómo resulta éste en cuestión (de ser cierta su veracidad y no un creepypasta elaborado para aterrorizar otacos y goths) y dejen de pretender ser Charles Manson liliputienses…

  9. Debo admitir que fue triste ya que mientras lo leía detalladamente me imaginaba cada detalle de la historia, el horro que esa inocente niña debio experimentar habrá sido indescriptible. Tambien demuestra que las apariencias engañan.

  10. No me explico como existen mounstros asi en el mundo, y lo peor es ver comentarios de gente estupida que dice empatizar con esta clase de actos para creerse especial.

  11. Realmente no puedo creer la parte sobre la ingesta del trasero de los niños, ya que es pura grasa. Hasta los relatos de asesinos reales han dicho que es imposible cocinar.

  12. Excelente historia.
    Me impacto la sinceridad de la carta. (lo disfrutó).
    Al finalizar de leerla, me dio un poco de risa tal vez por imaginar la cara de la madre al leer la carta, o tal vez por que soy una psicópata (se que no lo soy D: …. o tal vez si?) 😀

  13. Quede con una sensacion de hambre, acaso sera verdad q la carne humana es la mas deliciosa?, me siento un poco rara, deberia dejar de pensar en probarla, de cualquier manera no creo q llegue a hacerlo 😀

  14. me encanto, la verdad es que hace no mucho tuve un sueño donde yo comia carne humana y bebiallo sangre también, lo raro es que cuando desperte teniallo un sabor amargo en mi boca y a la ves acidico y dulce era delicioso

  15. Impactante… me quedé helada! Qué frialdad tiene la carta. Además de una excelente narración. Debo decir que por más morbosa y horrible que es la carta, tiene una manera tan sutil de describir los hechos…un hijo de puta con estilo.

  16. Dejen de decir “que tranquilo y que sereno” alabándolo, este tipo existió de verdad y fue un asesino en serie y canibal, Albert Fish hijo de mil puta..

Deja un comentario